jueves, 25 de marzo de 2010

Cultura de Caricaturas y su Violencia en su contenido.




Por Garcia Barrera Laura Edith

Empezare por mencionar un punto de vista respecto a los medios de comunicación, ¿Qué es la comunicación en sí como tal?, Tengo entendido que es el intercambio de información entre el emisor y el receptor, de igual manera en este procesos hay mas factores como lo es el mensaje, canal y decodificación.

La Tv, La Radio, El periódico, las revistas, etc.… envían información pero hay este intercambio, el mensaje solo es del emisor al receptor, y no viceversa. Por lo que considero que no son medios de comunicación sino de difusión.

Bueno estos medios están demasiado presentes en la vida cotidiana, el medio más común al alcance de la mayor parte de la población es la televisión.

Muchas de las horas de convivencia familiar se la pasan frente al televisor para disfrutar ese tiempo para ellos, pero sin darse cuenta es cuando están más separados, pues el hecho de que cada quien tenga sus gustos y preferencias implica un conflicto entre que ver y que no.

Hoy en día un niño se pasa viendo tv mas de lo que jugando con sus amiguitos, pasa más tiempo junto al televisor que de su propia madre, por lo que se ha dicho es la niñera de estos pequeñines.

La tecnología no es algo malo y destructivo siempre y cuando éste sea utilizado para un bien, para una superación, como lo menciono un autor hay que ver las ventajas y desventajas de esta tecnología, de este progreso.

Los medio no son malo el contrario, pero si llega a manos de poder fuese quien fuese y lo manipula para un objetivo personal y no le importa lo que contraiga eso.

Ahora bien ya mencione que los niños se la pasan demasiado tiempo frente al televisor por tanto están expuestos a todo tipo de programas transmitidos durante todo el día, sabiendo que en televisión abierta hay una gran variedad de programas y horarios para ellos.

Los niños son, como se dice, una mente en blanco…por lo que todo este tipo de información les va creando su cultura, sus metas, sus preferencias; se ven influidos por el inmenso ataque de la publicidad.

En el aspecto de las caricaturas que es el tema principal a tratar en este blog significan un aspecto importante en la formación de los niños. Pues es lo que se les trata de fomentar un consumo de este tipo de programas por su edad, pero observando, analizando e investigando se puede comprobar que en su gran mayoría esta barra de programación en televisión abierta para niños tiene muestra de violencia de todo tipo. Muchas investigaciones y estudios sustentan que esta exposición frente a escenas violetas influyen en el comportamiento y actitudes de las personas en general pero en los niños reside más por su vulnerabilidad.

Ahora bien cabe mencionar que no el 100% de estos programas son violentos en su contenido, pero si la gran mayoría tiene aunque sea muy leve tienen una exposición violenta.

El interés de creer un blog de la violencia contenida en las caricaturas, fue por el rescatar nuestra cultura nuestra sociedad, para alertar a los padres de familia y hermanos de niños que pueden y están expuestos a estas imágenes.

Es una forma de hacer ver que no todo lo que se en televisión en bueno y educativo.

Es un llamado a la sociedad para que cuiden la información que se les hace a llegar a los niños.

Se trato de dar un panorama de nuestras variables a tratar con respecto a este problema de la sociedad.

Se hacen recomendaciones de los posibles programas que podrían ser mas educativos, aunque en si mayoría son trasmitidos por televisión de paga.

Pero más vale una mejor formación, a una realidad ficticia llena de violencia.

Concluyo mi comentario recalcando que hay que estar atentos, prestar atención a estos temas que no es de mucho interés para la gente en general, pero que en ello reside un problema actual en nuestra sociedad y que si no se toman cartas en el asunto la sociedad segura en declive como hasta ahora.

La violencia en la TV y el cine: efectos sobre el público


Distintos modos de presentar la violencia


Los programas que más preocupan y que más prohíben los padres a sus hijos son los de contenido sexual. Sin embargo, los expertos parecen no atreverse con este espinoso tema, y prefieren centrar sus investigaciones en la violencia. En noviembre de 1997, el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia organizó un seminario sobre "Violencia y Medios de Comunicación". Participaron expertos como L. R. Huesmann, E. Donnerstein, Javier Urra y Miguel Clemente entre otros. Sus contribuciones al seminario se recogen en el libro Violencia, televisión y cine (1) del que seleccionamos algunas orientaciones dirigidas a los padres.

A menudo los padres no permiten ver a sus hijos los programas con escenas de violencia descarnada de muertes a sangre fría, de sadismo desagradable... Es acertado. Pero el libro llama la atención sobre otros rasgos que influyen en el modo de percibir la violencia y que pueden favorecer la tendencia a la imitación.

- La naturaleza del agresor. Se imitan más aquellos modelos que se perciben como atractivos. La valoración del personaje influye en la respuesta del espectador ante la escenificación.

- La naturaleza de la víctima. Cuando las víctimas son agradables o atractivas, el espectador tiende a identificarse con ellas, y por tanto, a sentir miedo a ser él mismo la víctima.

- El grado de realismo. Son más peligrosas las representaciones realistas que las irreales, de lo que se podría deducir que la violencia de los dibujos animados es relativamente inocua. Sin embargo, lo que parece irreal a un espectador maduro puede parecer real a un niño de corta edad.

- La recompensa o castigo. En general, premiar la violencia o no reprobarla abiertamente estimula el aprendizaje de comportamientos violentos.

- Las consecuencias. La presencia explícita de dolor y daño favorece el rechazo de la violencia, dado que el espectador considera mucho más seria una escena violenta de este tipo que otra en las que no se muestran las consecuencias perjudiciales.


Sugerencias

Los autores de las ponencias concluyen con algunas sugerencias. Extractamos las posiciones y recomendaciones defendidas por la mayoría.

- Un modo de aprender un comportamiento es observarlo.

- La violencia exhibida por los medios de comunicación contribuye a la aparición de efectos perjudiciales en los espectadores, aunque esto no significa que la violencia de los medios de comunicación sea la causa principal o única de la violencia real.

- Entre los efectos perjudiciales, además del aprendizaje de comportamientos, figura el aprendizaje de actitudes violentas y la aparición de fenómenos de insensibilidad ante la violencia real.

- Procurar ver la televisión con los hijos, haciéndoles las observaciones pertinentes para constatar su irrealidad o contrarrestar su influencia negativa.

De la ficción a la imitación


Entre los investigadores prima la opinión de que la violencia en televisión no es ni la única ni la principal causa del aumento de violencia social. No obstante, desde hace veinte años la mayoría de investigadores están de acuerdo en que la violencia en los medios de comunicación enseña a los más jóvenes a comportarse de forma violenta.

Como en todo debate científico vivo, algunos autores consideran que no es para tanto y que, desde un punto de vista metodológico, dejan bastante que desear la investigaciones de quienes conectan la violencia televisiva y la real.

L. Rowell Huesmann, profesor de Comunicación y Psicología de la Universidad de Michigan, afirma en el libro Violencia, televisión y cine que cuando no se quieren aceptar las conclusiones de un estudio, simplemente se acude a las excepciones. Huesmann demostró por primera vez que ver grandes cantidades de violencia en los medios de comunicación permite predecir que, de adulto, se desplegarán comportamientos agresivos. Los estudios, a pesar de haber sido debatidos durante dos décadas, han soportado bien el paso del tiempo.

En 1960 el equipo de Huesmann entrevistó a 800 niños de 8 y 9 años, en un condado de Nueva York. Se les preguntó acerca de lo que veían en televisión y se examinó su comportamiento agresivo con ayuda de los padres. Diez años después, se les volvió a entrevistar y se puntuó su agresividad. Los niños se dividieron en tres grupos según su nivel de agresividad (alto, medio y bajo) y según los niveles de preferencia por ver violencia televisiva (alto, medio y bajo). Los resultados demostraron que, sin tener en cuenta el nivel de agresividad a la edad de 8 años, los niños que figuraban entre los que veían más violencia en televisión se encontraban a los 18 años entre los que tenían niveles más altos de agresividad. En 1982, cuando los sujetos ya habían terminado sus estudios y tenían alrededor de treinta años, se les volvió a entrevistar y se consiguieron los informes del departamento de justicia criminal y de tráfico de Nueva York. Del estudio se extraen conclusiones interesantes acerca del nivel de severidad en los castigos a los hijos, qué ocurre con los que a los 8 años son más agresivos o sus problemas con la justicia. Pero la pregunta obligada es si existe relación entre ver televisión violenta a edad temprana y el comportamiento agresivo en la vida de adulto, con independencia del nivel de agresividad inicial.


La respuesta es sí. Existe una relación entre la preferencia por ver televisión violenta a los 8 años y la gravedad de los delitos por los que fueron arrestados -quienes lo fueron- a los 30. Y no es significativa la relación entre ser agresivo de niño y tender a ver más televisión violenta.
¿Se pueden exportar estos datos a otros países? El mismo Huesmann comparó en un estudio de tres años de duración (3) los datos recogidos en Estados Unidos, Finlandia, Polonia, Israel y Australia. El resultado fue el mismo.

Los niños aprenden lo que ven en televisión a través de la imitación y de los "refuerzos vicarios": por ejemplo, si un personaje es recompensado por su comportamiento agresivo, es muy probable que el niño imite ese comportamiento. Y al revés, si el personaje es castigado.

También aprenden a través de "pautas", o programas para resolver problemas sociales. Una vez que el niño aprende una pauta, es muy probable que la utilice. Cuanta más violencia ve un niño, más acepta la actitud favorable hacia la conducta agresiva.

Huesmann concluye que el efecto de la violencia en los medios de comunicación sobre la conducta violenta de los espectadores es suficientemente amplio como para no dudar de que, de una forma u otra, la violencia televisiva enseña a los niños a ser violentos.

Violencia: ¿Lo importante es la cantidad o el contexto?

Un estudio recién publicado en Estados Unidos sobre programas de televisión de los últimos tres años muestra que las escenas violentas han aumentado en las horas de gran audiencia y que las cadenas tienden a presentar la violencia como algo habitual.

Los autores del informe creen que esto entraña "riesgos importantes para los niños". La investigación fue realizada en cuatro Universidades de California, Carolina del Norte, Tejas y Wisconsin, por cuenta de la Asociación Nacional de Televisiones por Cable. Los equipos investigadores vieron 10.000 horas de programas difundidos entre las 6 y las 23 horas, los siete días de la semana, durante tres años en 23 cadenas (generalistas o temáticas, por ondas o por cable). Si, globalmente, la proporción de programas con violencia ha variado poco entre 1995 y 1997, sí ha habido un aumento en las horas de gran audiencia. Entre las 18 y las 21 horas, dos tercios de los programas de 1997 contenían escenas de violencia, frente a un 53% en 1995.

El análisis cuantitativo revela que "en la mitad de los casos, las consecuencias inmediatas o a largo plazo de la violencia [heridas, muertes o sufrimientos] no se muestran nunca". Los personajes "malos" no sufren castigo en el 60% de los casos. Y el 40% de los personajes agresivos son héroes presentados de modo positivo.

A partir de estos datos, los autores del estudio llegan a una serie de interpretaciones que subrayan el riesgo de que la violencia televisiva tenga un efecto nefasto sobre los niños. Pueden llegar a considerar al protagonista de la violencia como un personaje atractivo, y justificar la violencia porque estos actos no son castigados y el papel de las víctimas resulta minimizado.

El informe apoya la utilización de calificaciones que indiquen el carácter de los programas. La Federal Communications Commision (FCC), organismo regulador de los medios audiovisuales en Estados Unidos, ha aprobado en marzo el nuevo sistema de clasificación, adoptado por la mayor parte de las cadenas, excepto la NBC. Hay seis categorías específicas, en función de las edades (desde los 2 a los 17 años), para advertir sobre contenidos violentos o eróticos.
Las seis categorías de la TV Parental Guidelines se manifestarán en símbolos que aparecerán 15 segundos al comienzo de la emisión y que podrán consultarse después con el mando a distancia.
La FCC ha definido también las normas técnicas del "chip antiviolencia", que deberán tener todos los televisores fabricados a partir de 1999.
La utilidad de medir cuantitativamente la violencia en la televisión es discutida por no pocos expertos, que defienden, en cambio, un enfoque que tenga en cuenta el contexto y el mensaje transmitido por los actos de violencia. Comentando un informe del Consejo Superior de lo Audiovisual francés, el experto Jean-Louis Missika criticaba la pretensión de reducir la violencia en la ficción televisiva a un problema cuantitativo (cfr. Le Monde, 21-XI-95). Con este criterio, se ha dicho, hasta Bambi sería un film violento.

Intención, contexto y sentido

El enfoque cuantitativo sólo permite tener en cuenta la violencia física, porque la violencia psicológica es difícil de medir con él. Pero, comenta Missika, "para reducir todas las situaciones de violencia a un índice único, hay que poner en el mismo plano un homicidio, una violación y... un terremoto".

Se aducen también razones prácticas para justificar el método cuantitativo, pues sólo así se podrían catalogar la multiplicidad de imágenes a lo largo de una muestra de centenares de horas de programas. Pero este argumento, basado en la economía de tiempo y de coste, no nos dice si se trata de un método adecuado.

La razón más sólida a favor del método cuantitativo es su "objetividad", ya que la contabilidad pura y simple de los actos de violencia evita la subjetividad y los prejuicios. Sin embargo, advierte Missika, "este método deja de lado lo esencial: la intención, el contexto y el sentido" de la violencia representada. No tener en cuenta el contexto conduce a absurdos: "Si la violencia es objeto de ridiculización o parodia, ¡poco importa! Las ficciones históricas son automáticamente penalizadas. Es imposible saber si el acto de violencia identificado es ne-cesario para la narración y para la comprensión de los personajes. No se trata de conocer sus motivaciones ni sus consecuencias".

El enfoque cuantitativo no se plantea las cuestiones esenciales, afirma Missika: "¿El film tiende a legitimar, trivializar o glorificar la violencia, o bien a condenarla? ¿El Estado de derecho es respetado o escarnecido? ¿Es o no violada la dignidad de la persona humana?". Estas son las cuestiones que deben plantearse padres y educadores ante la violencia en la televisión, cuestiones que sólo pueden ser respondidas por un enfoque cualitativo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Comunicaci%C3%B3n
Firmado por Aceprensa
Fecha: 29 Abril 1998
http://kidshealth.org/PageManager.jsp?dn=familydoctor&lic=44&cat_id=20274&article_set=54356&ps=309

Prevención: contraatacando la violencia desde la familia



Por otra parte, algunos han perdido la preocupación por las consecuencias del propio actuar. Sin embargo, la realidad nos muestra claramente que todo lo que hacemos tiene unas consecuencias. La familia es el lugar ideal para que desde chicos se aprenda esta lección que es de gran utilidad a lo largo de la vida.

Cuando se pierde el cariño, el respeto, la consideración y la comprensión hacia el otro entra la tristeza y se deja el terreno fértil para la violencia. Un camino para evitar ser violento está en construir relaciones interpersonales sólidas y de buena calidad con nuestros familiares y amigos. La buena comunicación, el interesarse por lo que es más importante para el otro, la empatía, el asegurar suficiente tiempo para convivir, el dar oportunidad a todos de expresarse, el no hacer coaliciones en las familias (hacer subgrupos, dividiendo a la familia), el no ceder al deseo de tener uno o más consentidos y el reconocer, amar y aceptar a cada uno tal cual es, es un antídoto para evitar la violencia y otros fenómenos indeseables como las adicciones y los problemas de alimentación. La clave está en darle a cada uno un lugar importante, aunque las personalidades no hagan tanta química como quisiéramos.

Precisamente hay personas que tiene temperamentos más vulnerables a la violencia. Es importante conocer a cada uno de los hijos para poder ayudarle a identificar las principales tendencias de su temperamento para poder compensarlas mediante el desarrollo de una personalidad atractiva, interesante y virtuosa que supere los excesos o defectos del propio temperamento.

Por otro lado, cuando los padres se esfuerzan por no ser violentos, cuando ellos mismos, la mamá y el papá, juntos y cada uno por su lado, viven de manera armoniosa y pacífica, es más fácil que los hijos sean también pacíficos. La imitación influye en la educación de los miembros de la familia. Los adultos no deberían olvidar que durante toda la vida pueden ir convirtiéndose en mejores personas y que la educación es un proceso que no termina durante la vida, continuamente podemos educarnos, sacar lo mejor de nosotros mismos mediante la vivencia de los valores, desarrollando las virtudes.

Debe elegirse a los amigos. Nadie es perfecto, todos cometemos errores y tenemos defectos, estamos aprendiendo mientras recorremos la vida, pero es importante asegurar que no se reciben malas influencias de quienes nos rodean. Esto es particularmente importante en la pubertad, en la adolescencia y en la juventud, que son edades en las que la persona está formando su criterio y está llena de curiosidad y de ideales e idealizaciones. Muchas veces la adicción a las drogas, el alcoholismo o el inicio temprano de la vida sexual activa se vieron influenciados, entre otros factores, por las amistades.

Influencia de la Violencia de TV en los Niños

Por Sanchez Soria María Del Refugio

En la actualidad los medios de comunicación son los que mayor influencia tienen sobre la sociedad, más aun la más sugestionable.

Hablando mas en particular, la televisión, es un medio de fácil acceso a la sociedad, en concreto, la televisión abierta; ya que la podemos tener fácilmente con solo tener un televisor, a diferencia de la televisión de paga.

Haciendo hincapié a esto podemos también deducir que la población que ve la televisión abierta es la gente de menores recursos y una gran parte con estudios de niveles bajos.

Otra población con mayor número estadístico para ver la televisión son los niños.

Cuando somos niños aprendemos de una manera muy fácil y muy sugestionable ya que todo es inocencia, todo es novedad.

Los mensajes de las caricaturas y los efectos de éstas sobre los niños han ocasionado que se realicen investigaciones sobre que consecuencias traen consigo.

Los niños son una población demasiado influenciable por varios motivos, uno muy importante es por que sus padres están ocupados y para poder realizar sus labores sientan al niño frente al televisor, pero no se enteran de lo que están viendo sus hijos. Y tengamos en cuenta que la televisión lleva a nuestras casas ideas y percepciones las cuales toman una postura a veces no muy conveniente ni para los mismos padres de familia ni para la educación que va formando a los infantes.
Los padres ejercen menos control sobre los programas que el niño ve y la mayoría no van destinados a los niños. Todo esto, ha llevado a investigar, debido a la preocupación de los padres, educadores y psicólogos, los efectos tanto negativos como positivos de la televisión en las diferentes áreas del desarrollo del niño.

Por eso les hacemos la invitación a los padres de familia para que mínimo se enteren de lo que están viendo sus hijos y elegirles la programación con un mejor nivel educativo, pues recordemos que los hijos están en pleno desarrollo y lo que aprendan en la etapa de la infancia es como se puede ir formando sus personalidades, actitudes ante cualquier situación y su interés que tengan para su crecimiento cultural educativo.

LA VIOLENCIA EN LA TELEVISION Y SUS EFECTOS EN LAS ACTITUDES .



Variables:

1.- Medios de comunicación masivos:


Medios de comunicación masivos o medios de comunicación de masas son aquellos de entre los medios de comunicación (organizaciones que utilizan técnicas de comunicación como la escritura a través de la imprenta, las redes telegráfica o telefónica, el espacio radioeléctrico de las ondas electromagnéticas de radio o televisión, o la red de Internet para transmitir información de cualquier tipo) que son recibidos simultáneamente por una gran audiencia, equivalente al concepto sociológico de masas o al de público.

La información que transmiten los medios es de todo tipo (de actualidad, entretenimiento, comercial, etcétera). La finalidad de los medios de comunicación es (según la fórmula acuñada específicamente para la televisión) formar, informar y entretener al público que tiene acceso a ellos. Atendiendo a los intereses que defienden, buscan el beneficio económico del empresario o grupo empresarial que los dirige (habitualmente concentrado en grandes grupos de comunicación multimedia) e influir en su público ideológicamente y mediante la publicidad.

2.- Medio de comunicación:

Hace referencia al instrumento o forma de contenido por el cual se realiza el proceso comunicacional o comunicación. Usualmente se utiliza el t
érmino para hacer referencia a los medios de comunicación masivos (MCM, medios de comunicación de masas o mass media), sin embargo, otros medios de comunicación, como el teléfono, no son masivos sino interpersonales.

Los medios (el plural del “medio”) son un término que refiere a esos medios organizados de la difusión del hecho, la opinión, etc; tales como periódicos, la publicidad, las películas de cine, radio, televisión, revistas, el World Wide Web, los libros, los CD, el DVD, los videojuegos, video y otras formas de publicar. Estos son llamados así por su finalidad que es informar y en algunos casos entretener.

3.- Comunicación:

La comunicación es un campo de estudio dentro de las ciencias sociales que trata de explicar cómo se realizan los intercambios comunicativos y cómo estos intercambios afectan a la sociedad, investiga el conjunto de principios, conceptos y regularidades que sirven de base al estudio de la comunicación como proceso social. Está en estrecha relación con otras ciencias, de las cuales toma parte de sus contenidos o los integra entre sí. Comunicación consiste en la transmisión de información de un sujeto a otro.

4.- Telecomunicación:

Se denomina telecomunicación a la técnica de transmitir un mensaje desde un punto a otro,o de un punto a otros, normalmente con el atributo típico adicional de ser bidireccional. Proviene del griego tele, que significa distancia. Por tanto, el término telecomunicación cubre todas las formas de comunicación a distancia, incluyendo radio, telegrafía, televisión, telefonía, transmisión de datos e interconexión de ordenadores.

5.-Televisión:

La palabra "televisión" es un híbrido de la voz griega "Tele" (distancia) y la latina "visio" (visión). El término televisión se refiere a todos los aspectos de transmisión y programación, que busca entretener e informar al televidente con una gran diversidad de programas

Esta transmisión puede ser efectuada mediante ondas de radio o por redes especializadas de televisión por cable. El receptor de las señales es el televisor.

La televisión, TV y popularmente tele, es un sistema de telecomunicación para la transmisión y recepción de imágenes en movimiento y sonido a distancia.
Esta transmisión puede ser efectuada mediante ondas de radio o por redes especializadas de televisión por cable. El receptor de las señales es el televisor.

6.- Violencia:

Seguramente tus padres te hayan dicho que no mires un programa de televisión en particular porque es muy violento o que ciertos videojuegos son demasiado violentos. Pero ¿qué significa esto? La violencia se genera cuando la gente lastima a otras personas o cuando hace maldades. Lamentablemente, podemos encontrar violencia en todas partes: en la televisión, en los videojuegos, en la música y, a veces, incluso en la escuela. Si eres testigo de actos de violencia, habla con un adulto.
7.- Influencia:

Es la habilidad de ejercer poder (en cualquiera de sus formas) sobre alguien, de parte de una persona, un grupo o de un acontecimiento en particular.

En la sociedad, la influencia se presenta en las interrelaciones de agentes humanos y se muestra claramente en los cambios de actitud que presenta un determinado grupo de personas a las cuales va dirigida, teniendo en cuenta el grado de los cambios determinando así el grado De influencia ejercida. En el desarrollo de la influencia se presentan distintos factores que permiten su realización, como los recursos políticos que se cuenten, y la habilidad de persuasión y disuasión. La influencia utiliza métodos flexibles, entre los cuales se destaca el poder de convencimiento, para su aceptación y deja a criterio del sujeto quien decidirá si aceptarla o por el contrario rechazarla.

Según la teoría organizacional se dice que en cierta organización se manifiesta influencia cuando en la relación de agentes humanos surge un líder palpable que, por carisma o presionados ante el mandato de una autoridad formal, es capaz de incidir en el accionar de uno o más individuos, quienes se acogen a las decisiones que el líder puede tomar.

8.- Esfera de influencia:

Es un área o región en la cual una organización o estado ejerce cierta clase de indirecta dominación cultural, económica, militar o política. También, en algunos lugares habitados, se habla de área de influencia para designar el espacio en que, por ejemplo, un comercio o servicio tiene influencia sobre localidades u otras zonas distintas a la que se ubican.

9.- Poder:

Pueden entenderse múltiples conceptos de acuerdo a cada campo. A un nivel básico, poder suele identificarse con la noción de fuerza (por ejemplo, la fuerza pública). Sin embargo la noción de poder suele estar más relacionada a la acción social colectiva que a la fuerza física. También se entiende como la capacidad para cambiar la realidad.

10.- Poder (sociología):

La capacidad de elegir o de influir sobre resultados: Sociedad: es el conjunto de individuos que comparten fines, conductas y cultura, y que se relacionan interactuando entre sí, cooperativamente, para formar un grupo o una comunidad.

Puede considerarse a la actitud como el vínculo existente entre el conocimiento adquirido por un individuo y el sentimiento que provoca en él, con la acción que realizará en el presente y en el futuro.

En su memoria, cada individuo lleva depositada la influencia del pasado. También la acción que de él provenga vendrá “influenciada por el futuro”, ya que la información depositada nos inducirá proyectos, ambiciones y objetivos a realizar.

11.- Persuasión:

La psicología social es el estudio científico de como los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influenciados por la presencia actual, imaginada o implicada de otros.1 Según esta definición, científico refiere al método empírico de investigación. Los términos pensamientos, sentimientos y comportamientos incluyen todas de las variables psicológicas que se pueden medir en un ser humano. La afirmación que otros pueden ser imaginado o implicados sugiere que somos propensos a la influencia social incluso cuando no hay otra gente presente, como cuando vemos la televisión, o siguiendo normas culturales internalizadas.

LA TELEVISION COMO MEDIO DE EDUCACION Y APRENDIZAJE


Podemos concluir que el niño aparece como un agente activo que desarrolla más eficazmente las habilidades cognitivas mediante la maduración e interacción con el entorno.

Estas habilidades se van incrementado en el niño con la edad de tres formas:

1.- Mediante la discriminación de imágenes y palabras. Los niños pequeños tienen más dificultades que los mayores para discriminar los detalles de las imágenes, aspecto que lleva consigo la disminución del recuerdo visual. Pero esta habilidad en los niños para el recuerdo de imágenes aumentará conforme lo haga su capacidad para describir verbalmente los objetos .

2.-La relación entre unidades visuales y sonoras. El procesamiento de estímulos visuales mediante el uso verbal parecer ser la estrategia normalmente usada por los niños mayores.

3.Habilidad para integrar acontecimientos ocurridos en secuencias temporales diferentes. Según Piaget (1972) los niños confunden la sucesión de eventos en el tiempo y tienden a identificarlos con objetos.

La televisión puede ser pues un elemento importante de sensibilización y concienciación, un elemento potenciador de capacidades y aprendizajes en el niño. Para que esto tenga lugar, consideramos necesario el trabajo y compromiso conjunto de educadores y especialistas en el medio, en la realización de investigaciones y sucesivos estudios de carácter interdisciplinar, pues sólo así se podrán eliminar los posibles efectos negativos que el medio pudiera producir en su interacción con los espectadores infantiles.

Respecto a los efectos que el medio televisivo puede producir en el aprendizaje, éstos son de diversa índole. Es de suponer que el acceso a las experiencias mediatizadas que conlleva la televisión vaya con frecuencia en detrimento de las experiencias directas, convirtiéndose estas representaciones en elementos sustitutivos del contacto directo con la realidad. En esta línea se ha pronunciado Joan Ferrés, exponiendo la necesidad de ofrecer pautas de interpretación y de análisis crítico sobre el medio a las nuevas generaciones, puesto que la televisión se ha convertido hoy en instrumento privilegiado para educar, compartiendo con la escuela esa parcela para la educación y el aprendizaje.

El niño realiza sus primeros aprendizajes a través de la observación, experimentación e imitación y en este aspecto la televisión actúa como instrumento que mediatiza e interpreta la realidad, ofreciendo importantes modelos de realización para el niño. Pero al mismo tiempo que la televisión puede ofrecer experiencias enriquecedoras para el aprendizaje del niño, mostrándole modelos prosociales de conducta, puede también mostrar modelos antisociales o violentos, que el niño puede aprender y realizar.

En el aprendizaje del lenguaje, la televisión juega también un papel crucial. Dada la importancia que posee el lenguaje en el desarrollo del pensamiento infantil y la influencia que los mensajes televisivos tienen para ese pensamiento en desarrollo, en este caso el medio podría servirnos de instrumento para potenciar las capacidades lingüísticas orientando sus efectos adecuadamente.

TELEVISIÓN (EFECTOS EN LOS NIÑOS)



En los últimos años se han realizado una gran cantidad de trabajos empíricos sobre la influencia de la televisión en las actitudes, valores y comportamientos de los niños.

El enfoque dominante en los años sesenta fue la teoría del aprendizaje social, que resaltaba el carácter unidireccional de la influencia de la televisión, concebida como un poderoso medio de socialización sobre individuos esencialmente pasivos. A partir de los años setenta, dos nuevos enfoques permiten una mejor comprensión de los efectos de la televisión.

Frente al carácter pasivo, las investigaciones basadas en las teorías del desarrollo cognitivo han acentuado el elemento activo: el niño no se limita a interiorizar los mensajes, sino que los reconstruye en función del sentido que le asigna de acuerdo con su experiencia. Estas investigaciones también se han esforzado en describir las etapas características de la comprensión de la televisión por los niños.
Frente al carácter unidireccional de la influencia de la televisión, los enfoques sociológicos han mostrado la importancia del contexto social en la recepción de los mensajes: se interiorizan en la medida en que están socialmente legitimados por la familia o por el entorno social. Se ponen así en duda los efectos devastadores atribuidos a la televisión por algunas teorías pre –sociológicas.
Son muchos los autores que han escrito sobre la televisión y los efectos que ésta produce, adoptando en ocasiones posturas enfrentadas. autores que ven en la televisión toda clase de influencias nefastas o por el contrario, de posturas integradas según las cuales, la televisión democratiza el saber y la cultura además de potenciar el aprendizaje.
En un intento por integrar ambas posiciones analizaremos el conocimiento actual sobre el tema, de acuerdo con la postura que el autor anteriormente citado considera más apropiada para estudiar la televisión y sus efectos. Es necesaria la aceptación crítica así como un equilibrio que asuma la ambivalencia del medio, sus posibilidades y limitaciones, sus contradicciones internas.
Los efectos de la televisión mas investigados son los que se mencionan a continuación:
1.- El uso de la televisión. Numero de horas diarias; variaciones según sexo, clase social y edad. (en este aspecto hay bastante coincidencia: el auge máximo se da hacia los 11-12 años y decae con la adolescencia.)
En primer lugar, hemos de hablar del importante papel socializador que la televisión posee. Los medios modifican el ambiente introduciendo a los niños en el conocimiento de culturas distintas a la nuestra, al tiempo que presentan comportamientos valores e ideas propias de nuestro sistema social que más tarde serán aprehendidas y apropiadas por los espectadores para su integración en el entorno social.
La televisión se convierte así en transmisora de una cultura, de una realidad, que el niño aprende a veces inconscientemente, pero que es casi siempre reflejo de su entorno social. Pero hay que considerar también otros aspectos. entre la emisión televisiva y sus efectos en el espectador median relaciones interpersonales que repercuten en la información y en el refuerzo social.
Entre estas variables mediadoras o de procesos, encontramos: los padres, otros agentes, conocimientos y experiencias previas del contenido televisivo, aspectos individuales y sociales y otros aspectos.
2.- Cambios en las pautas de comportamiento de la vida cotidiana (ocio y vida social). Lectura, salidas, comunicación en la familia, horas de sueño, juego, etc. En cuanto a la lectura no hay acuerdos en los resultados.
Parece que, respecto a los hábitos lectores, no hace disminuir, sino aumentar la lectura de libros; en cuanto a las habilidades, algunos estudios, como el de R. S. Corteen en Canadá (1977), apuntan hacia un posible deterioro.
Respecto a los efectos que el medio televisivo puede producir en el aprendizaje, éstos son de diversa índole.
El niño realiza sus primeros aprendizajes a través de la observación, experimentación e imitación y en este aspecto la televisión actúa como instrumento que mediatiza e interpreta la realidad, ofreciendo importantes modelos de realización para el niño. Pero al mismo tiempo que la televisión puede ofrecer experiencias enriquecedoras para el aprendizaje del niño, mostrándole modelos pro-sociales de conducta, puede también mostrar modelos antisociales o violentos, que el niño puede aprender y realizar.
3.- Impacto de la violencia televisada sobre el comportamiento agresivo. Ha sido el tema clásico a partir de las investigaciones, en los años sesenta, de psicólogos sociales como A. Bandura o L. Berkwitz, desde la perspectiva del aprendizaje social. Sin embargo, no hay coincidencia en los resultados. Se tiende a aceptar que la violencia televisiva es un factor en la producción y el mantenimiento de la violencia en la sociedad, pero no se puede generalizar sobre sus efectos sin prestar atención a variables tales como la edad, el sexo, el status socio-económico, las tendencias agresivas preexistentes o las pautas de comunicación y socialización familiar.
La televisión como cualquier otro medio de comunicación puede producir efectos positivos o negativos en el espectador dependiendo de las características del contenido que transmita. El autor M. Liebert, dedica gran parte de su obra "La televisión y los niños" a hablar de la violencia televisiva.
En cualquier caso, este efecto así como otros efectos antisociales que puede producir la televisión en el espectador, serán fruto de una programación o selección de mensajes, muchas veces inadecuados al público receptor, sus expectativas y capacidad para comprender el contenido y saber valorarlo adecuadamente. Por tanto podría afirmarse que la televisión no produce tales efectos negativos. Es importante una cuidadosa selección de los mensajes emitidos en televisión, fundamentalmente cuando éstos van dirigidos a los niños, los cuales pueden llevar a cabo por mimesis la misma apropiación de los comportamientos y actuaciones antisociales que de aquellos pro-sociales.
De las investigaciones y trabajos revisados se deduce que tales afirmaciones no son en absoluto ciertas. De hecho la mayoría de las hipótesisformuladas por los investigadores sobre la atención y la comprensión se basan en la evidencia de que los niños mantienen un nivel de actividad frente al televisor. El espectador infantil ante la televisión busca la interpretación de los mensajes que se le ofrecen.
La televisión no emite sus mensajes en un vacío ideológico y los espectadores no son meros sujetos pasivos de tales discursos". Por el contrario algunas posturas resaltan los efectos nocivos de la televisión, efectos tales como la pasividad y adicción que pueden producir en el niño dicho medio. La disminución de su actividad normal de juego y otros efectos de tipo psicológico y comportamental.
Evidentemente el aprendizaje directo que el niño realiza al interactuar con su entorno próximo es más rico en experiencias que el realizado a través de un medio como la televisión, que hoy por hoy, no permite el feedback inmediato, pero no por ello la televisión ha de ser considerada como un instrumento nefasto o no apto para el desarrollo del niño.
4.- La influencia de la publicidad en la creación de consumidores. Una buena parte de la investigación, muy abundante en los últimos años, se ha centrado en la comprensión de los mensajes publicitarios por el niño: conocimiento de eslóganes, distinción entre anuncios y programas, etc.
Se han realizado importantes estudios, entre ellos los realizados sobre las formas en que los géneros - como los spots publicitarios - posibilitan claves lingüísticas para la comunicación social.
La importancia del lenguaje y su incidencia en la atención y comprensión de los mensajes televisivos por los niños. Es pues necesario adecuar el lenguaje a los espectadores infantiles con el fin de facilitar la comprensión de los mensajes. Parece interesante citar la importancia que los recursos técnicos del medio y su utilización tienen sobre la atención y comprensión de los mensajes por los espectadores, pudiendo favorecer enormemente estos aspectos si su utilización es correcta.
5.- La creación de conductas aceptadas socialmente y, mas concretamente, la televisión educativa. Destacan en este sentido los estudios sobre "Barrio Sésamo, un programadestinado en su versión primera a compensar, por medio de la transmisión de distintas habilidades educativas y sociales, los déficits socioculturales atribuidos a las minorías en los Estados Unidos.
Entre los efectos posibles y menos investigados cabe mencionar los siguientes:
1.- El habla: si es cierto que la televisión hace que se hable "menos y menos bien", porque lo que estructura el mensaje es el dialogocon el entorno, con la familia. (En todo caso, ¿quiénes serán los más afectados?)
En el aprendizaje del lenguaje, la televisión juega también un papel crucial. Dada la importancia que posee el lenguaje en el desarrollo del pensamiento infantil y la influencia que los mensajes televisivos tienen para ese pensamiento en desarrollo, en este caso el medio podría servirnos de instrumento para potenciar las capacidades lingüísticas orientando sus efectos adecuadamente.
2.- La imaginación: si es cierto que la televisión no libera la imaginación del niño, ya que le impone un "universo de significados construidos", por ejemplo, al libro, que le obliga a recrear las situaciones y los personajes.
Consideramos por ello que sería interesante aprovechar la curiosidad por conocer que poseen los niños, su afán por manipular, jugar y descubrir, para adentrarlos en el funcionamiento interno, los métodos, recursos técnicos y lenguaje audiovisual de que se vale la televisión. Con el conocimiento sobre el medio, el niño adoptaría ante la televisión una postura de distanciamiento que se traduciría en una mayor capacidad crítica y madurez para afrontar la diversidad de imágenes e informaciones, a veces inconexas, que el medio transmite y poder así valorarlas.
3.- La cultura en mosaico: el efecto del discurso televisivo –caracterizado por una lógica peculiar de elipsis, analogías, falta de relación entre emisiones, etc.- sobre la mente del niño

Investigacion Realizada por Alumnos de UAM-I



video

Video

video

Video de Imagenes Violentas en Caricaturas

video

miércoles, 24 de marzo de 2010

MEDIOS DE COMUNICACION (TV) Y VIOLENCIA EN SUS CONTENIDOS.


La televisión es considerada hoy en día el medio de comunicación con mayor fuerza socializadora. Su gran influencia, así como la masiva utilización social que de este medio se hace nuestros dias, nos lleva a considerar la importancia de revisar sus efctos e influencias. Sentarse comodamente frente a un televisor es una de las mayores fuentes de agresividad, dados los programas que se transmiten. Los jovenes son los mas asiduos usuarios de los medios electronicos de comunicación en especial de la televisión, y los efectos que en ellos se registran son en modo alguno catastróficos.

¿Por que se produce este efecto negativo?
Ante todo, por que se presenta a los niños y jovenes un mundo violento y peligroso, por que aquellos programas enseñan a menudo que "La ley del mas fuerte" y que el "rico, el poderoso y el ladino" son los que alcanzan los mayores triunfos. "Maltratando, amenazando y engañando a la gente se obtiene lo que se desea". Además como los autores frecuentemente funciona como modelos de comportamiento, los programas en los que el personaje principal logra mediante el uso de la violencia lo que se desean refuerzan las tendencias agresivas del espectador: los niños que presencian escenas violentas tienden a imitar lo que han visto.

Es cierto que algunas películas y algunos programas de televisión tratan de mostrar que la violencia es condenable: el "muchacho" triunfa al final y los "buenos" acaban por escarmentar aparatosamente a los "malos".

El público piensa que el "bueno" tenía razón en darle su merecido al "malo" pero se ha demostrado que estas escenas de violencia aparentemente justificadas no hacen sino empeorar la conducta del espectador: este justifica su propia agresividad y, así como el "muchacho" puede maltratar al "malo", el espectador se sienten con derecho de maltratar al "malo" (o a quien el juzga como tal).

La agresividad fomentada por la televisión puede aumentar también en las mujeres, pese a que éstas han aprendido desde muy niñas que no deben actuar violentamente. En los últimos años han aparecido en la televisión, al igual que en el cine, los modelos femeninos de comportamiento agresivo.

En conclusión, " puede afirmarse que las investigaciones acerca de la violencia relacionada con la televisión han puesto en claro que los programas televisivos constituyen un notable refuerzo para el comportamiento agresivo del público".

¿QUÉ ES VIOLENCIA?

Un problema de mucha pólemica que se presenta actalmente en la televisión abierta es la violencia, esta es entendida cuando una persona, un grupo, la familia, las autoridades, la comunidad o la sociedad utilizan y abusan del poder que tienen para imponer a la fuerza su voluntad o sus ideas sobre las y los demás, en general sobre los más débiles y vulnerables (los niños); sobre las y los que tienen desventajas o no se pueden defender.

La violencia se da en diferentes formas como:

  • Violencia Física: acto de agresión que causa daño físico (bofetadas, puñetasos, etc).
  • Violencia Psicológica: acción u omisión que provoca, en quien lo recibe alteraciones psicológicas o transtornos psiquiátricos (amenaza, intimidación, desvalorización).
  • Violencia Sexual: son relaciones sexuales forzadas o condicionadas y otras formas de coerción sexual como son las practicas sexuales sin el consentimiento de los adultos involucrado (sexo anal, sexo colectivo, etc).

Es entendido que la violencia y la agresión tienen una relacion muy estrecha: "No toda agresión es violencia; pero toda violencia es agresion" (Hacker, 1973, p. 15).

Hacker define la agresión como "La disposicion y energía humanas inmanentes que se expresan en las diversas formas individuales o colectivas de auto afirmacion, aprendidasy transmitidas socialmente, y que pueden llegar a la crueldad".

Tambien es entendida como: "Cualquier conducta dirigida o dañar o perjudicar a otro ser vivo que esta motivado a evitar tal trato" Baron y Richardson, 1994, p. 7 (cit. por Morales Domínguez, F. J.; Moya Morales, M. C: Gaviria Stewart, E. ; Cuadrado Guirado, I.)

Ambas definiciones complemetan el termino agresión de acuerdo a la necesidad de nuestro interés, tomamos elementos de cada una de estas definiciones.

Por lo que la definición mas cercana al punto que queremos tratar seria:

"Cualquier conducta dirigida a dañar o perjudicar a otro ser vivo, ya sean aprendidas y transmitidas socialmente y que pueden llegara ala crueldad".